Despierta Online – Lección 9


Amado discípulo o discípula, bienvenidos a la  novena lección del servicio Despierta Online


FRASE DEL MES:

leccion 9


PRÁCTICA DEL MES:

La práctica que debes llevar a cabo todos los días durante este mes, y de preferencia en el mismo lugar y a la misma hora, es la correspondiente al noveno y décimo mes que se encuentra en la página 94 del libro El Yoga de la Energía y el Yoga de la Atención, Curso Práctico.

Libro: El Yoga de la Energía y el Yoga de la atención (haz click en la foto para abrirlo)

yoga

Vídeo: Yoga de la Energía y el Yoga de la atención


VIDEO RECOMENDADO PARA ESTE MES:

Durante este mes, te recomiendo ver en repetidas ocasiones este vídeo, que te ayudará a comprender lo que es el Despertar espiritual:


FRASES SOBRE EL DESPERTAR ESPIRITUAL PARA ESTE MES:

Al igual que el vídeo sobre el Despertar anteriormente mencionado, también te recomiendo que durante este mes veas y reflexiones en repetidas ocasiones, sobre este vídeo que contiene frases intímamele relacionadas con la conciencia de Ser.


PREGUNTAS Y RESPUESTAS FRECUENTES SOBRE LA PRÁCTICA ESPIRITUAL:

   ¿Puedo hacer mis prácticas del Yoga de la Energía y del Yoga de la Atención a cualquier hora del día o de la noche?

Las prácticas del Yoga de la Energía, principalmente las respiraciones físicas, deben     hacerse preferentemente mientras haya luz del día. La practica del Yoga de la Atención, es decir, la mediación, puedes hacerla tanto de día como de noche.

   ¿Puedo hacer mis prácticas del Yoga de la Energía y del Yoga de la Atención inmediatamente después de haber comido?

Podrías hacerlas, siempre y cuando no tengas el estomago lleno. Pero como norma general, es recomendable dejar pasar dos horas después de haber comido antes de llevar a cabo tus prácticas. Es por esto que si vas a hacer tus prácticas en la mañana, se recomienda que las hagas antes de haber desayunado y, si las vas a hacer por la tarde, te recomiendo que las hagas antes de haber cenado.

   ¿Puedo hacer mis prácticas del Yoga de la Energía y del Yoga de la Atención más de una vez al día?

En términos generales es recomendable hacer tus prácticas una vez al día, ya sea por la mañana o al atardecer. Pero en caso de que te sientas muy motivado, podrías llevar a cabo dos períodos de práctica en el día: uno en la mañana y otro al atardecer. Si así lo haces, se recomienda que hagas en la mañana las prácticas energéticas y un período corto de meditación y, por la tarde, podrías dedicar un período mas largo a la práctica de la meditación.

   ¿Puedo hacer mis prácticas del  Yoga de la Energía y del Yoga de la Atención en una habitación cerrada?

Si puedes, pero es recomendable antes ventilar bien la habitación para que haya aire fresco mientras realizas tus prácticas respiratorias. En caso de que solo vayas a meditar no es necesario que ventiles la habitación antes de empezar.

   ¿Es recomendable hacer las prácticas del Yoga de la Energía y del Yoga de la Atención al aire libre?

Esto podría ser ideal siempre y cuando el clima lo permita. Es decir, que no sea un día extremadamente frió o que esté muy húmedo por la lluvia. En caso de que esto sea así, te recomiendo mejor hacer tus prácticas en el interior de una habitación.

   ¿A que edad pueden los jóvenes iniciar la práctica del Yoga de la Energía y del Yoga de la Atención?

Desde los 14 años en adelante, tanto los hombres como las mujeres, pueden iniciar gradualmente con prácticas del Yoga de la Energía. Mientras que en el caso de las practicas del Yoga de la Atención, pueden empezar a realizarlas desde los 10 u 11 años en adelante.

   Soy mujer, ¿puedo realizar mis prácticas del Yoga de la Energía y del Yoga de la Atención mientras estoy en mi período de menstruación?

Si puedes, aunque sin esforzarte demasiado. Pero en caso de que te sientas indispuesta los primeros dos o tres días de la menstruación, podrías suspender tus prácticas hasta que te sientas mejor y con más ánimo.

   ¿Pueden personas mayores de sesenta años realizar sus prácticas del Yoga de la Energía y del Yoga de la Atención sin contratiempos?

Si pueden, aunque para aquellos que inician lo prudente es avanzar gradualmente con las prácticas hasta que se acostumbren a ellas.

   ¿Puede una persona lograr su Despertar espiritual practicando solamente el Yoga de la Atención, dejando a un lado el Yoga de la Energía?

Si podría. Pero, en términos generales, para lograr el Despertar espiritual resulta muy benéfico unir ambas prácticas: el Yoga de la Energía y el Yoga de la Atención.

   ¿Es común que, derivado de las prácticas del Yoga de la Energía, aparezcan diversos síntomas indeseables como dolor de cabeza, insomnio u otros?

Normalmente las prácticas del Yoga de la Energía no producen síntomas indeseables como el dolor de cabeza, el insomnio u otros. Pero si se realizan con mayor frecuencia de lo que recomienda el curso, pueden aparece ocasionalmente. Cuando este sea el caso, el discípulo debe simplemente dejar de hacer sus prácticas energéticas por algunos días y luego, cuando los síntomas indeseables hayan desaparecido, puede reiniciar su práctica gradualmente.

   En ocasiones, cuando realizo la práctica de meditación del Yoga de la Atención, mi mente se distrae fácilmente y me pongo a divagar. ¿Qué puedo hacer cuando esto sucede?

Si mientras practicas la meditación tu mente se distrae y tiende a divagar y a ocuparse de otros asuntos, te recomiendo entonces que abras los parpados de los ojos y mires un punto fijo frente a ti durante algunos minutos, al mismo tiempo que permites que tus pensamiento y emociones fluyan libremente hasta que el flujo de pensamientos y emociones disminuya gradualmente (purgar la mente). Una vez que la mente se encuentre más tranquila y concentrada regresa a la práctica de la meditación que estés realizando.

   En relación a la práctica de la transmutación sexual, ¿cuantas contracciones debo hacer por día si recién he iniciado con esta práctica?

Si recién inicias la práctica de la transmutación sexual te recomiendo hacer no más de 49 contracciones en un día, repartidas en ciclos de 7 contracciones por vez. Con él tiempo puedes aumentar gradualmente la cantidad, pero sin que debido a ello aparezca dolor de cabeza, insomnio o deseo de vomito. Si este es el caso debes suspender la práctica por algunos días y, cuando te sientas reestablecido, puedes iniciar la práctica de las contracciones nuevamente.